Seleccionar página

En España se cultivan más de 200 variedades de aceituna diferentes, en función de las condiciones climáticas y orográficas, cada zona tiene unas variedades de referencia. En la zona de la Subbética las más extendidas son la picual, la hojiblanca y la picuda. Cada una de ellas tiene sus propias características.

¿Cuáles son las aceitunas que utilizamos para elaborar nuestro aceite verde, fresco o de cosecha temprana?

  • La aceituna picual: Es la variedad más extendida en el mundo y en España. En nuestro país abunda en Jaén, Córdoba, Málaga, Granada, Ciudad Real y Badajoz.

Sus olivos se adaptan bien a diferentes climas y orografías, son resistentes y productivos.

Su aceituna ofrece un buen rendimiento, es decir, una buena cantidad de aceite, y su zumo es intenso con notas amargas y picante.

  • La aceituna hojiblanca: Esta variedad se cultiva especialmente en Córdoba, Sevilla y Málaga. En nuestra zona, también se conoce como Lucentino, ya que es muy abundante en la vecina localidad de Lucena. Su nombre proviene de que sus hojas tienen un tono más blanquecino que el del resto de especies.

Su aceite es afrutado y aromático, recuerda a hierba fresca y con notas de almendra al final. Ofrece un ligero picor en boca. 

  • La aceituna picuda: Esta variedad es originaria de Córdoba y se cultiva especialmente en la zona de Priego de Córdoba y de Baena. Su fruto es resistente al desprendimiento, por lo que dificulta la mecanización de la recolección. Se cultiva junto a otras variedades para facilitar la polinización.

El nombre proviene de la forma de su aceituna, que es curvada y termina en pico.

Las propiedades organolépticas de su aceite son muy valoradas, es equilibrado, afrutado, con poco amargor, gran dulzura, notas de almendra y manzana. Contiene un alto contenido en ácido linoleico.

Esperamos haberte acercado como siempre, un poco más la cultura oleícola.

¡Nos vemos en próximos posts, te invitamos a que nos sigas Facebook e Instagram!

0

Tu carrito